Suelo Radiante Calefacción y Frío

29,75

⭐ Suelo Radiante Calefacción y Frío
⭐ Garantía Total por 3 años
⭐ Instalación Incluida
⭐ Visita gratuita
⭐ Sin Sorpresas ni Extras
 🔥 ¡FINÁNCIALO! 🔥

SOLICITA PRESUPUESTO PERSONALIZADO

    6 disponibles

    Categoría:

    Descripción

    Suelo Radiante Calefacción y Frío

    Ideal para climatizar tu vivienda con una sensación de calor de hogar muy agradable y confortable.

    ¿Qué es el suelo radiante?

    Es un novedoso sistema de calefacción que está siendo usado cada día más en nuestro país, muy usual en los países del norte de Europa. Está basado en una distribución general de tuberías bajo el suelo que calienta desde abajo, permitiendo regular la temperatura de las habitaciones en las que se ponga. Sin embargo, aun cuando lo común es ponerlo en suelos, también puede presentarse en paredes o techos. Es usado en casas frecuentemente. Y, aunque en un principio resulte una fuerte inversión, con el tiempo representa un buen método de ahorro, tanto monetario como energético. Puede ser conocido también como losa radiante o parámetro radiante. Con un suelo radiante consigues convertir tu vivienda en un enorme radiador, que caldea toda la vivienda por igual.

    ¿Qué incluye en el precio de la instalación de suelo radiante?

    Instalación y puesta en marcha incluida* ** ***

    Incluye materiales, mano de obra y desplazamiento.

     

    ***Visita previa y asesoramiento incluido.

    ¿Cómo funciona el suelo radiante frío calor?

    Consiste en un mecanismo de trabajo, cuya fuente de calor proviene del agua. Esta pasa a través de tuberías hechas de polietileno reticulado, que se ubican debajo del suelo, al que posteriormente se cubre de una capa de mortero autonivelante. La temperatura del agua circulante, ronda los 38°C, pudiendo elevarse hasta los 45°o reducirse hasta los 30°, según las necesidades del usuario y las condiciones meteorológicas de la zona.

    Para establecer un mecanismo de suelo radiante, se debe contar con los siguientes elementos:

    • Tubo de plástico o multicapa (hecho de polietileno): presentan una regularidad en sus dimensiones que mejoran, en gran medida, la resistencia térmica y mecánica.
    • Placas de aislamiento: impiden que el calor se traslade al piso inferior, una ventaja muy importante si vives en un piso. Aprovechas así el total del calor en tu vivienda.
    • Tetones: son los encargados de mantener a los tubos en su lugar, así se evita que con las corrientes de agua, puedan desplazarse inesperadamente.
    • Aislamiento periférico: conocido de zócalo perimetral, utilizado para separar el suelo radiante de los tabiques.
    • Colectores: son los puntos de salida y llegada de las tuberías. Además, en ellos se instalan las llaves que regularán todo el sistema. Estos, generalmente, se ubican en una especie de tablero adherido a un muro, armario empotrado, caja metálica, etc. Es el corazón de la instalación.
    • Mortero: es la capa que recubre al suelo radiante. Con frecuencia está hecha de cemento ya que evita que se formen elementos aislantes (como las burbujas). Asimismo, facilita la distribución equitativa del calor.
    • Solado: es la superficie con la que tendrá contacto el usuario. En vista de que se trata de un método de transmisión de calor, es recomendable asesorarse bien en este aspecto. Algunos tipos de madera son capaces de soportar altas temperaturas sin malograrse, sin embargo, es aconsejable utilizar opciones como mármol, granito, cerámica, tarimas de alta calidad, etc.

    Ventajas de instalar suelo radiante

    • Sus temperaturas son más bajas, en comparación con los comunes sistemas de radiadores que superan los 80°C, por lo que se adapta perfectamente a las temperaturas de la zona ya que no son necesarias altas temperaturas para caldear los espacios y estancias.
    • Son más amigables con el medio ambiente gracias a su bajo consumo energético.
    • Es un sistema mucho más cómodo para los usuarios, pues se evitan las molestias que se hacen comunes a otros métodos de control del clima, como la sequedad.
    • Permite una distribución uniforme en todas las áreas de la casa u oficina, lo que evita choques de temperaturas al cambiar de un ambiente a otro.
    • Tendrás un ambiente mucho más limpio y saludable en las estancias de tu vivienda ya que no se creará olores ni corrientes de aire.
    • Es un gran aislante debido al propio sistema de instalación del suelo radiante, ya que es necesario poner una capa de aislante.

    ¿Te gustaría ver cómo te trabajamos?

    Aquí te dejamos una de nuestras instalaciones de suelo radiante, aire acondicionado y bomba de calor, todo un éxito: